La misión del Mustang Club Madrid (MCM) es ayudar a que todos sus socios y simpatizantes disfruten de la experiencia Mustang. Established in 2018

In memoriam, Antonio "Tony" Iglesias Scott

Antonio "Tony" Iglesias Scott
Aurelio Antonio Iglesias Scott, Antonio Iglesias, o "Tony" para los amigos, de madre escocesa, nació en Gijón el 9 de diciembre de 1935, de padre asturiano de Llanera, era, por tanto, asturiano y paisano, lo que es sinónimo de buena persona.

De muchacho coincidió en el internado del Colegio de la Inmaculada de los jesuitas en Gijón con Emilio y Jaime Botín, pero lo suyo no iba a ser dedicarse a la banca, sino a los repuestos y al automóvil.

Pasó su vida entre Norteamérica y España. En 1956 llegó a Canadá, donde comienza a trabajar en un concesionario de Caterpillar. En 1958 se ocupa de los recambios de Caterpillar durante la construcción de la presa hidroeléctrica E.B. Campbell, antes Squaw rapids, en Saskatchewan, Canadá.

Recuerda cómo, en las navidades de 1960, en el inicio de la era Kennedy, viajó desde Canadá a San Diego, en la soleada California, para visitar a su hermano, Ramón, quien se hallaba enrolado en el viaje del Juan Sebastián Elcano (1960-1961); cuando volvió a Canadá le esperaban -30ºC.

Tras la inauguración de la presa, comienza a trabajar para el National Parts Depot en la ciudad de Bramton, cerca del aeropuerto de Toronto, un almacén de recambios para automóvil y camión, y motores industriales de la marca Ford, desde 1963 a 1972.

Conoció a su mujer, Mari Tere, enfermera en el hospital St. Michael’s de Toronto, también en Gijón, y se casó con ella en 1971, en Toronto. La TWA y la Canadian Pacific les trajo de vuelta a España, a Madrid, en 1973 donde comenzó a trabajar para Case Ibérica, con el objetivo de lanzar la filial española de dicha empresa; proyecto que culminó con éxito. Accede aquí para leer la crónica de entonces...

Socio del RACE y Patrono Emérito de su Fundación Cultural, contribuyó a poner en marcha la catalogación de su extenso fondo documental, a la vez que disfrutaba dando a los visitantes hasta los más mínimos detalles de los vehículos expuestos en el museo y a los que conocía como si fueran sus hijos; especialmente durante la Jornada de Puertas Abiertas del circuito del Jarama. Allí tuvo como compañeros de viaje inseparables a D. José Ruiz Thiery y a Dña. Yolanda Rodríguez. El 3 de mayo de 2007 el Patronato de la Fundación Race fue recibido en audiencia por el rey Juan Carlos en el Palacio de la Zarzuela, y allí estaba él.
Antonio "Tony" Iglesias Scott
Pasó por varios clubes del automóvil donde dejó sus señas de identidad y numerosos amigos. Los que coincidimos con él en estas aventuras recordamos, en particular, su pasión por el automóvil americano y su paso por: la Asociación Española de Clasicos Deportivos (desde 2001) donde era asiduo a los concursos de elegancia y su Mustang recibió numerosos galardones; el Mustang Club de España, donde muchos de nosotros le conocimos; el Madrid American Cars, donde fue presidente entre los años 2014 y 2016; y el Mustang Club Madrid, socio de honor desde el arranque del proyecto en 2018.

Queda para el recuerdo la prueba palpable de su conocimiento de los motores Ford que quedó grabada en la retina de muchos de nosotros cuando el 20 de febrero de 2011, ataviado con su mono azul de trabajo con franjas rojas y con música de Rock de fondo, daba las instrucciones precisas para terminar el proceso de restauración y puesta en marcha de un Cleveland 351, que por depósito de gasolina tenía una botella y en el que había trabajado, destinado al proyecto Mach1 de Víctor Guzmán.



Nuestro más sincero pésame a la familia y a todos los que tuvimos la suerte de conocerle y coincidir con él en la afición por el automóvil.

Los que compartimos tiempo con Tony nunca olvidaremos su caballerosidad, saber estar y sus despistes en las rutas por las carreteras que nos unieron. :-)

Fair winds and following seas, Mr. Scott!

Unos breves datos que dan cuenta de su amor por el automóvil:
- El primer coche que tuvo fue un Packard Clipper de 1952 en Canadá
- Después un Studebaker del 52
- Luego llegó el Rambler Six del 61 de American Motors Corporation (AMC)
- Cambió a un VolksWagen escarabajo en el 62
- A continuación, un Ford Fairlane del 66
- Su primer Mustang lo adquirió en la ciudad de Brampton, Canadá, en 1969, un hardtop de 3 velocidades y con un motor de 302 pulgadas cúbicas, amarillo springtime
- Ya de vuelta a España en 1973 su primer vehículo fue un Seat 850 especial de 2 puertas
- Pasó al Seat 132 1800, de los que condujo dos, uno propio y otro de empresa
- Llegó un Peugeot 505 de inyección
- Seguidamente un Opel Omega
- A continuación, un Opel Senator
- Por último, un Jeep Cherokee del que importó dos unidades desde EEUU
- Y la joya de la corona, su Mustang verde descapotable del 66, con motor V8 de 4.7 litros, manual de cuatro velocidades, que consiguió en una campa de Valdemorillo. Su dueño original fue un joyero checoslovaco, que lo importó desde EEUU, tras comprarlo en Manhattan. Tardó tres años en homologarlo y matricularlo. El primer viaje que hizo fue con su mujer a Santiago de Compostela en los años 90. Era su vehículo de diario y era habitual verle conducirlo por la A1 de camino a la Fundación RACE, o los veranos por su querida Asturias con su amigo, Fernando de la Hoz.
AMC Pacer de 1975
Foto: Pedro Tenorio Campanario
Como muestra de su generosidad también compró un AMC Pacer de 1975 en Ibiza con matrícula inglesa y, tras restaurarlo en Madrid, lo donó al Museo de Historia de la Automoción de Salamanca, donde se puede admirar.

No hay comentarios

Publicar un comentario