La misión del Mustang Club Madrid (MCM) es ayudar a que todos sus socios y simpatizantes disfruten de la experiencia Ford Mustang. Established in 2018

Bullitt 2019 - Un secreto a voces

Han corrido ríos de tinta desde que a comienzos de febrero de 2017 el actor Dwayne “The Rock” Johnson, antiguo luchador de la WWE filtrara “sin querer” en un anuncio para Ford lo que parecían ser distintas fotos de un nuevo Mustang “Bullitt”. La noticia corrió como la pólvora. ¿Sería acaso verdad? ¿Cómo sería un “Bullitt” con las prestaciones que ofrece la sexta generación del Mustang?
La idea, si se materializaba, desde luego no podía llegar en mejor momento. En 2018 tendrían lugar dos eventos muy especiales: la celebración del 50 aniversario de la película “Bullitt” (estrenada el 17 de octubre de 1968) y del Mustang Fastback GT 390 manual de 4 velocidades que condujo Steve McQueen en ella y con el que compartió protagonismo.
No era la primera vez que se rendía homenaje a estos dos iconos. McQueen, con la ayuda de los primeros efectos digitales, ya había sido el centro de dos anuncios para dos vehículos de Ford, el Puma (1997) y el Mustang 2005 (2004). En el primero de ellos la trama incluía montaje, música y tomas que imitaban la película original de 1968. En el segundo, tomando la idea de la película “Campo de sueños” (1989), McQueen surgía de un campo de maíz para conducir el coche en un circuito especialmente construido para la ocasión.
Por su parte, la casa del óvalo azul ya había producido anteriormente dos ediciones conmemorativas de este Mustang “Bullitt”, según el diseño de las generaciones cuarta (2001) y quinta (2008). Ambos con transmisión manual de 5 velocidades, el Mustang de 2001 contaba con un motor V8 de 4.6 litros, que desarrollaba 265 caballos de potencia y un par motor de 414 Nm; mientras que el 2008 montaba también un motor V8 de 4.6 litros, que rendía 315 caballos de potencia y con un par motor de 441 Nm.
En el rodaje de esta película clásica se utilizaron dos Mustangs idénticos y con VIN correlativos (8R02S125558 y 8R02S125559). El 558 se utilizó para los saltos y golpes más importantes ocurridos durante la mítica persecución con el Dodge Charger R/T, su estado quedó tan deteriorado que fue enviado a un depósito de vehículos para chatarra. Mientras tanto el 559 conducido por McQueen fue vendido por la productora Warner Bros. a un particular y se sabe que, al menos, pasó por las manos de tres dueños diferentes (el primero Robert M. Ross, antiguo empleado de la Warner Bros., el segundo, el detective de policía retirado Frank Marranca); incluso que el propio McQueen trató de recuperar el vehículo en un par de ocasiones sin éxito.
Después de una búsqueda de años y cuando ambos se daban por perdidos, el 558 fue descubierto por casualidad a comienzos de 2017 en Baja California, cuando iba a ser transformado en una réplica del 1967 GT500 de la película “Gone in 60 seconds”, mientras que el otro permanecía desaparecido hasta ahora. Así pues, todas las señales eran favorables para el regreso del mito.
Cuarenta años después, Sean Kiernan, el actual propietario del 559 que heredó de su padre, Robert Kiernan quien lo adquirió en 1974 y al que McQueen escribió, contactó con Ford y ambos acordaron revelar el paradero de este vehículo en el Salón Internacional del Automóvil de Detroit (13/01/2018 – 28/01/2018), junto con el nuevo 2019 Mustang “Bullitt”.
Se trata de una edición limitada 50 aniversario, a partir del Mustang GT con paquete Premium, motor V8 de 5.0 litros y transmisión manual, capaz de producir 475 caballos de potencia, 569.4 Nm de par motor y una velocidad máxima de 262 Km/h. Incorpora una válvula activa para las colas de los escapes Black NitroPlate™, tuneados con un sonido particular, así como el nuevo sistema de inducción de aire con toma del Shelby GT350 y cuerpo del acelerador de 87mm con calibrado óptimo.

Con ligeros cromados alrededor de la parrilla negra frontal y las ventanas, llantas de aluminio de 19 pulgadas, frenos Brembo™ con pinzas de color rojo, y logo “Bullitt” sobre el volante y la tapa trasera en el falso depósito de combustible.
Disponible en color verde (Dark Highland Green) como el original de 1968, incorpora en su interior pantalla instrumental de LCD de 12 pulgadas y como opción: paquete electrónico (navegación, memoria en los asientos y espejos, sistema de sonido mejorado, sistema de información y alerta de tráfico en el punto ciego); sistema de suspensión semi activo MagneRide® que optimiza la conducción; y, asientos RECARO® de cuero negro con bordado en verde, a juego con el cuero del cuadro de instrumentos, la consola central y los paneles de puertas.

En abril de 2018, está previsto que el Mustang 559, a modo de homenaje, sea exhibido en una urna de cristal en el National Mall de Washington D.C., como parte de una exposición organizada por la Asociación de Vehículos Históricos (HVA).

Fotos & Video: Ford.com

No hay comentarios

Publicar un comentario