La misión del Mustang Club Madrid (MCM) es ayudar a que todos sus socios y simpatizantes disfruten de la experiencia Ford Mustang. Established in 2018

Villarejo de Salvanés, la más alta ocasión que los siglos vieron

Mustang Club Madrid se hace en esta ocasión a la mar en tierra para llegar a un enclave lleno de historia que este año conmemora una efeméride que es parte de la historia y del legado de sus gentes. El lugar no es otro que el municipio de Villarejo de Salvanés y el acontecimiento, el 450 aniversario de la batalla de Lepanto (1571).

Villarejo de Salvanés

Conjunto histórico desde 1974, Villarejo de Salvanés es además tierra de aceite, vino y también de las galletas Cuétara. En ella se produce el 70% del aceite de la Comunidad de Madrid y el 30% del vino con la denominación vinos de Madrid.

Este municipio del sureste de Madrid tiene vínculos con nuestra historia medieval y la Reconquista, la Orden Militar de Santiago (s. XIII) y la Encomienda Mayor de Castilla (s. XIV-XVI) como sede y cabecera de la misma. En él se encuentran más de veinte yacimientos arqueológicos.

La Torre del Homenaje

Tras llegar a un enclave privilegiado, entre la fortaleza de la orden de Santiago y la iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol, después de dejar los Mustangs al frescor de la fuente, comenzamos nuestra visita por la que otrora fue parte del castillo y del que hoy sólo queda su torre del homenaje. La fortaleza se levantó aprovechando una antigua atalaya árabe, que se iría completando hasta dar lugar al antiguo castillo. Recorriendo sus cuatro plantas, y gracias a sus audioguías, uno puede conocer perfectamente los orígenes de Villarejo de Salvanés, su importancia en el contexto histórico y su vinculación con los personajes que intervinieron en la batalla de Lepanto.

La Almazara Pósito

Uno de los aspectos destacados del municipio es que en una distancia pequeña concentra gran parte de sus atractivos turísticos. Continuamos hacia nuestra siguiente parada: la almazara Pósito. Estas instalaciones fueron, en su día, las más modernas de Europa (s. XVIII) y, hoy en día, es la almazara más antigua de la Comunidad de Madrid. Allí aprendemos cómo es el proceso productivo del aceite, desde su recogida hasta que llega a nuestras mesas. Asistimos también a una cata donde probamos, de primera mano, sus características organolépticas.

Museo del Cine 

Dejamos para el final de la jornada una visita singular que llama la atención de todos nosotros, un museo tecnológico dedicado al mundo del cine: el primer museo de cine profesional de España, desde 2012, con una de las mejores colecciones de Europa, que abarca desde sus orígenes hasta el final de la época analógica del séptimo arte. Es un cine dentro de un cine, ya que ocupa el espacio del antiguo cine París.

Tenemos el privilegio de que nos recibe Carlos Jiménez, su creador, nos ilustre con su conocimiento y transmita en primera persona su PASIÓN (en mayúsculas) por el cine. Miembro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas y toda una vida dedicada al celuloide, entre anécdotas personales e históricas, vierte una fuente inagotable de sabiduría que se relaciona no solo con los aparatos que componen la exposición y su funcionamiento, sino con los eventos que dieron lugar a su creación. No en vano es autor de varios libros como “Anecdotario Cinematográfico” y “Sentados en la butaca de un cine”. Todo un broche de oro para poner fin a nuestra visita a Villarejo de Salvanés.

La Casa de la Tercia

Dejamos por visitar La Casa de la Tercia (construida entre 1534 y 1545), la que fuera sede de la Encomienda mayor de Castilla, casa para la Orden Militar de Santiago y centro económico-tributario hasta el s. XIX; actualmente alberga el museo etnográfico del municipio y una sala de exposiciones temporales. El antiguo convento de Nuestra Señora de la Victoria, construido tras la victoria en Lepanto. Y la iglesia-fortaleza de San Andrés Apóstol (s. XIV), promovida por la Orden Militar de Santiago. Además de sus fuentes Lavadero del Pozo Marcos (s. XVIII) y Lavadero del Cañuelo (1776). En suma, habremos de hacer una segunda visita para no dejar escapar el patrimonio que aún nos queda por ver.

Agradecimientos

Queremos agradecer la colaboración inestimable para la realización de este evento a las siguientes instituciones y personas de Villarejo de Salvanés

Excelentísimo Ayuntamiento de Villarejo de Salvanés  (www.villarejodesalvanes.es), a su alcalde JESÚS DÍAZ RABOSO; a su concejal de turismo y patrimonio Mónica García Iglesias; a Ricardo Anido Rubio, Promotor Turístico en Ayuntamiento Villarejo de Salvanés y a Esther San Vicente, de Comunicación, por hacer posible nuestra visita; así como a la Policía Local por su cuidado para facilitar la gestión del espacio.

Vinos Jeromín, amor y pasión por el mundo del vino;

Bodega San Andrés, sabores espectaculares a un precio inmejorable;

Aceites Pósito, el sabor más especial para todas las creaciones gastronómicas;

Cooperativa Recespaña una almazara de confianza con 50 años de experiencia;

Museo del Cine, una de las joyas de la corona y a su artífice y comisario de la exposición, Carlos Jiménez Ruiz.

Restaurante El Torreón, el auténtico sabor del pueblo. 

La Tercia, mucho más que un restaurante. 

A todos, ¡gracias!

Banda sonora del artículo: el próximo aniversario de la batalla de Lepanto, que enfrentó a la escuadra otomana apoyada por los piratas berberiscos contra la llamada “Liga Santa”, nos trae a la mente los ecos de las luchas contra los corsarios marinos.

Esta imagen nos evoca la música de las películas de “Piratas del Caribe”, aunque en nuestro caso nos situáramos en Europa.

Desde luego si alguien hubiera tenido que poner música a semejante acontecimiento ese habría sido, sin duda, Hans Zimmer. Músico alemán especializado en música cinematográfica, es considerado como uno de los compositores más destacados y premiados de Hollywood (Óscar, Globos de Oro, Grammy), con títulos como Rain Man, Black Rain, La Roca, Thelma & Louise, Gladiator, las películas de Piratas del Caribe, etc., desde 1982 hasta la actualidad.

Artículo: Pedro Sanz
Fotografía: René Efler


No hay comentarios

Publicar un comentario