La misión del Mustang Club Madrid (MCM) es ayudar a que todos sus socios y simpatizantes disfruten de la experiencia Ford Mustang. Established in 2018

Mustangs in Action: Cuando Madrid era un barrio de Hollywood

Hollywood, localidad en el estado de California, municipio de Los Ángeles desde 1903, parte de esta ciudad desde 1910 y sede oficial de la industria del cine occidental: la meca del cine. 
Madrid, municipio, ciudad, capital de la Comunidad Autónoma del mismo nombre y de España. A 9.367 km de Hollywood en línea recta o a 11h 30’ de vuelo y con una diferencia horaria de 9 horas. 
¿Cómo y cuándo estas dos ciudades llegaron a estar tan cerca, a pesar de la distancia?
Cantaba Carlos Cano que él nació en Nueva York provincia de Granada, después de que una operación de corazón le ayudará a prolongar su vida algunos años más. Hubo un tiempo en que Madrid fue un barrio de Hollywood y la puerta de entrada a España de los primeros automóviles norteamericanos. En una época todavía de posguerra y en blanco y negro, donde Madrid brillaba con luz propia y a todo color en el firmamento cinematográfico. Éste es un breve repaso a aquellos años de las décadas de los 50 y 60.
Fueron tres los acontecimientos que propiciaron este período de esplendor. El primero de ellos, las gestiones aperturistas de Estados Unidos en favor de España ante la ONU iniciadas en 1947, que culminaban con la firma de los Pactos de Madrid de 1953 entre ambos gobiernos y suponían el establecimiento de cuatro bases militares de uso conjunto hispano-norteamericano (tres de ellas aéreas en Torrejón de Ardoz, Zaragoza y Morón, y otra naval en Rota; sólo las dos últimas mantienen hoy en día dicho uso conjunto), a cambio de ayuda económica y militar. Como en la película de Berlanga los americanos habían llegado, pero para quedarse; y con ellos llegó su estilo de vida y comenzaron a verse a esos extranjeros en sus locos cacharos traídos en avión que eran el último grito de la modernidad (Cadillac, Chevrolet, Ford...). 
En segundo lugar, esta apertura hacia occidente trajo consigo la introducción de medidas económicas liberalizadoras y la llegada de créditos e inversiones internacionales. España, que todavía pagaba en pesetas, era un país atractivo por su mano de obra barata y cualificada, en sectores como el cine y la restauración. De esta forma, Samuel Bronston convenció a las autoridades de que España podía ser Hollywood, por sus paisajes, monumentos y sol. Adquirió los antiguos estudios cinematográficos Chamartín (posteriormente estudios Buñuel de Televisión Española desde 1988 hasta su demolición en 2016) y unos terrenos en Las Matas dedicados a la construcción de exteriores. Entre las películas rodadas destacan: El capitán Jones (1959) con Robert Stack, Peter Cushing y Bette Davis, quien rodó en el salón de tronos del Palacio Real; Rey de Reyes (1961) con Robert Ryan, Rip Torn, Viveca Lindfors y Carmen Sevilla; El Cid (1961) con Charlton Heston y Sofía Loren; 55 días en Pekín (1963) con Charlton Heston, Ava Gardner y David Niven; La caída del Imperio romano (1964) con Stephen Boyd y Sofía Loren; o, el Fabuloso mundo del circo (1964) con John Wayne, Claudia Cardinale y Rita Hayworth.
Por último, semejante elenco de astros del celuloide debía tener un lugar donde poder divertirse y Madrid ofrecía múltiples posibilidades (Chicote, el Café Oliver, el corral de la Morería, Torres Bermejas, Villa Rosa, etc.). Eran años donde convivían artistas, diplomáticos, políticos y militares, como retrata Paco León en su serie Arde Madrid. De entre todos estos lugares destacó, sin duda, el Hotel Castellana Hilton (hoy Hotel InterContinental) en el número 49 del Paseo de la Castellana, propiedad entonces de Conrad J. Hilton, primer hotel de la cadena abierto en Europa e inaugurado el 14 de Septiembre de 1953. A su estreno acudieron personajes como Gary Cooper, Sofía Loren, Elizabeth Taylor, Tony Curtis y, como no, Ava Gardner y Frank Sinatra. Desde entonces la Suite Presidencial 716 se convirtió en la casa de Ava durante varios años y el Hilton en el hotel favorito en Madrid para estrellas como Bette Davis, Mia Farrow, Zsa Zsa Gabor, Gina Lollobrigida, Romy Schneider, Robert Mitchum, Charlton Heston, Orson Welles, Bing Crosby, o Tyrone Power quien falleció en Madrid mientras rodaba Salomón y la reina de Saba, siendo sustituido en los primeros planos por Yul Brynner.
Si quieres revivir el glamur que reinaba en esos años no olvides visitar la exposición MAD about Hollywood. También puedes escuchar la música de la exposición aquí.

No hay comentarios

Publicar un comentario