La misión del Mustang Club Madrid (MCM) es ayudar a que todos sus socios y simpatizantes disfruten de la experiencia Mustang. Established in 2018

Sala Histórica de la Guardia Real, un orgullo de más de cinco siglos de historia

Sala-Historica-de-la-Guardia-Real-El-Pardo
Conocer la historia de un país es también conocer sus tradiciones. Al igual que España cuenta con la infantería de marina más antigua del mundo, creada en 1537 por el rey Carlos I, también cuenta con la Guardia Real más antigua de Europa y segunda más antigua del mundo, detrás de la de Japón, formada en 1504 por Fernando el católico cuando creó su primera guardia de alabarderos. Este mes tuvimos el privilegio de visitar la Sala Histórica de la Guardia Real en El Pardo.

Mustang Club Madrid en la Sala Histórica de la Guardia Real en El Pardo
En la actualidad la misión de la Guardia Real es “proporcionar el servicio de guardia militar, rendir honores y dar escoltas solemnes a S. M. el Rey y a los miembros de su real familia que se determinen, prestando análogos servicios a los jefes de Estado extranjeros cuando se ordene" (Real Decreto 434/1988 (Presidencia), de 6 de mayo (BOE, 112).

Pero sus orígenes si cabe son más profundos en nuestra historia, ya que en el siglo XI se crea el cuerpo de los Monteros de Espinosa para dar protección al tercer conde de Castilla, don Sancho García, manteniéndose hasta la Segunda República. Junto a estos, la Guardia de Alabarderos (o “guardia española”), creada por Fernando el católico en 1504, es otro de los antecedentes que llegan hasta nuestros días; con el rey también llegaron los “estradiotes” (o “guardia de la lancilla”), mientras que con Felipe el Hermoso llegaron los “archeros de Borgoña”, con Carlos I la “guardia tudesca”, con Felipe IV su guardia del rey y con Carlos II su guardia de infantería. Todos ellos antecedentes de la Guardia Real.

Primera planta de la Sala Histórica
Las épocas de los Reyes Católicos, la casa de Austria, la casa de Borbón, la Segunda República, el general Franco, Juan Carlos I y Felipe VI son todas testigo de la evolución de la Guardia Real hasta nuestros días y el objeto de la primera parte de nuestra visita. Complementan esta exposición, uniformes originales españoles y de otras guardias reales, presidenciales, o republicanas de países de nuestro entorno, objetos históricos, así como la primera bandera del cuerpo y las siete Laureadas de la Real y Militar Orden de San Fernando que lo recompensan.

Vehículos históricos de la Guardia Real
Así, llegamos a una de las partes más destacadas, quizá por nuestra afición al motor y a los caballos… sobre todo de cuatro ruedas: la colección de vehículos históricos. Podemos contemplar uno de los cinco Ford 817 T con motor V8 de 1938 de Franco; pasando por la única unidad existente del Mercedes Benz G 4 W31 de tres ejes, regalado por Hitler en 1940; el Mercedes Benz 770 Pullman Limousine; los Cadillac; los Rolls Royce; así como motocicletas Harley Davidson o las BMW del servicio diario.
Vehiculos-historicos-de-la-Guardia-Real
El visionado de un vídeo corporativo en su sala de proyecciones sobre las actividades que desempeña la Guardia Real pone el punto final a nuestra visita. Todo un lujo y un honor poder visitar este pedazo de la historia de España que, por fortuna, se encuentra en nuestra Comunidad y que no os debéis perder para conocer nuestro pasado histórico y también nuestro presente. 



Agradecimientos
Queremos agradecer la colaboración inestimable para la realización de este evento al coronel jefe de la Guardia Real, Juan Manuel Salom Herrera, a todo su personal y, especialmente, al cabo primero Juan Torres por darnos a conocer la historia de la Guardia Real que es historia de España. A todos, ¡gracias!

Banda sonora del artículo
Una visita como esta merece una música sobria, a la altura del legado histórico del patrimonio y la tradición de la Guardia Real.

Por eso hemos escogido un tema de John Williams, quizá el compositor vivo más grande de música del séptimo arte. A sus 90 años, su prolífica obra atesora gran parte de las músicas que han ayudado a soñar a varias generaciones, desde los años 50 del siglo pasado hasta la actualidad en que sigue al pie del cañón.

En esta ocasión elegimos el prólogo de la película JFK. La elegancia de esta melodía combinada con la marcialidad del saludo de los tambores pone un fondo impecable a nuestra visita a la Guardia Real.

¡No os lo perdáis! 

No hay comentarios

Publicar un comentario